Como cuidemos nuestra joya, es lo que más influirá para que esta se mantenga bonita por más tiempo.

Para ello, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

-      Procura no ponerla en contacto con productos de cosmética. Este tipo de productos puede oxidar y alterar el color del metal.

-      Guárdala de forma individual para evitar que se arañe. Para ello, en cada pedido incluimos una bolsita de antelina para ayudaros a evitar estos posibles daños.

-      Si quieres limpiar tu joya, basta con pasar una gamuza o paño de algodón humedecido con agua tibia.

-      Evita la exposición a cambios bruscos de temperatura.

-      Evita ducharte, practicar deporte o bañarte en el mar o piscina con tu joya, ya que puede verse alterado el color de la pieza o corroer el metal.

Si sigues estos breves consejos, tu joya se mantendrá bonita como el primer día.